Un as bajo la manga.

  Tres helicópteros escrutaban desde el aire las quinientas ochenta hectáreas del Parque Lobo Gris, alborotando las aves que descansaban sobre los olmos aquella mitad de mañana. Entre el estrepito de las aeronaves se dejaban oír los ladridos de los perros policías que parecían olfatear a la adolescente desaparecida. Una ola de agentes de la policía […]

Leer más Un as bajo la manga.