Archivo de la etiqueta: miedo

Cómo escribir terror y hacer temblar de miedo al lector

Aprender a escribir terror es aprender a provocar en el lector sensaciones relacionadas con el miedo, como sentirse observado, amenazado, nervioso, sudoroso, que vea monstruos entre las sombra y que escuche ruidos que no son lo que parecen ser.

Seguir leyendo Cómo escribir terror y hacer temblar de miedo al lector

Anuncios

El anillo de Jena

Esta imagen pertenece a catherinetterings

 

Estoy escrutando cada sombra en mi habitación. El oxígeno pasa por mis fosas nasales con angustia. Calma. Calma. Pestañeo para aclarar mi visibilidad. Confirmo que solo estoy yo.
¡Qué alivio!
Las agujas color naranja del reloj en la mesita de noche, marcan las doce. No estaba soñando, no hay ninguna imagen en mi mente. Fue un ruido lo que me despertó. Un golpe o quizás un disparo. Pongo mis pies sobre el gélido suelo y camino hacia la ventana. A través de las persianas entreabiertas veo la casa de los Olsen King. El par de ventanas laterales de la planta alta me observa, y por el tejado corre un roedor gordo y desagradable. Seguir leyendo El anillo de Jena

¿Sabes su nombre?

relatos-cuento-miedo-janna

 

Me quiero presentar pero cuando diga mi nombre no te quiero ahuyentar.
Todos, desde el más chico hasta el más viejo me han sentido.
Muchos me niegan atreviéndose a decir que no me conocen.
¡Que gran mentira!

Soy el sentir más profundo de todos.
Algunos viven conmigo, otros saben controlarme pero no logran dejarme.

Soy un oscuro sentimiento que nace, algunas veces, de la imaginación de ellos.

Los que no creen en sí mismos, son los que más me dan la mano.
Los arriesgados, que están conscientes de mi, también me la dan.
Para algunos soy un gran monstruo para otros un pequeño insecto,
pero todos me ven de alguna manera.

Soy desagradable para cualquier alma y son pocos los que me enfrentan y me vencen.
Tengo el poder de doblegar a todos. Los lleno de angustia e incertidumbre.
Solo el valiente me encara.

Tengo varios nombres.
Me dicen temor, me dicen miedo,
me dicen pánico y pavor,
Y me dicen terror aunque ya cuando los tengo  en la palma de mis manos.

Sea como sea que quieras llamarme, me da gusto conocerte.